Prostitutas en medellin prostitutas abolicionistas

prostitutas en medellin prostitutas abolicionistas

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión: Escríbanos sobre sus inquietudes a servicioalcliente semana.

Queremos conocerlo un poco, cuéntenos acerca de usted: Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:. Ventana Modal Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo. Hace pocos días los delegados de Amnistía Internacional de todo el mundo aprobaron la realización de una política para proteger los derechos humanos de los trabajadores y las trabajadoras sexuales, y propusieron la despenalización absoluta del trabajo sexual realizado con consentimiento.

Sin embargo, Amnistía Internacional declara que la trata de personas debe ser penalizada y que esta postura se encuentra explícita en la nueva política. Beneficiando siempre al proxeneta, al dueño del negocio", aclara con preocupación Fidelia.

Como el caso de Uruguay, Holanda y Alemania también se enlistan en los países que empezaron a regular la prostitución y que recibieron resultados adversos a los que esperaban. En el conjunto mundial, las políticas sobre la prostitución son principalmente tres: El reglamentarismo, que es aquel que acepta la prostitución como un trabajo como cualquier otro y lo regula; el prohibicionismo, que penaliza su ejercicio y promoción; y el abolicionismo, que penaliza a quien la promociona pero que permite que las mujeres ejerzan de forma independiente este oficio.

Holanda reguló la prostitución en el Diez mil prostitutas adultas, originarias de la Unión Europea, se reconocen como empleadas. En Alemania, desde mayo del , la regulan, reconociéndola como cualquier otro trabajo, con cobertura médica y prestaciones sociales que convierte a quienes la ejercen en "prestatarias de servicios sexuales".

Esto, como resultado de las intensas reclamaciones por parte de las mismas prostitutas para que fuera reconocida su actividad en nombre del derecho fundamental de disponer del propio cuerpo, argumento que ha trastocado el discurso de derechos humanos que lideran los partidarios del abolicionismo y del prohibicionismo. Ante la tesis de libre albedrío, que defienden muchas de las trabajadoras sexuales del mundo, la escritora del libro Sexualidad, violencia y cultura, Juana Gamero, responde: La pobreza, la marginalidad, el hambre, el estrechamiento de alternativas económicas, la discriminación, he aquí los verdaderos seductores de nuestro entorno".

De forma similar opina Elizabeth Fonseca, creadora de la Fundación Fenix. Para ella, este oficio es un medio de subsistencia no deseado y no un trabajo, que debe ser tratado por el Estado para que pueda suceder una reintegración a la vida social. Y dijeron que todo. Entonces, no es tan cierto que por una sola persona que se pare y diga que esto es un trabajo, nos arrastre a todas las ciudadanas colombianas, que le reste la responsabilidad al Estado y nos mantenga en este infierno que es la prostitución", considera Fonseca Ver línea de tiempo sobre la evolución de las leyes de prostitución en Colombia.

El proyecto de ley que debaten por estas fechas en el Congreso propone un enfoque netamente reglamentarista, que regula tanto el trabajo sexual como a quienes lo promueven. Este enfoque, propuesto por el senador Armando Benedetti, surge luego de que en propusiera la Ley que robustecía la de de prohibición de la prostitución, la pornografía y el turismo sexual con niños, niñas y adolescentes", sin embargo, poco tiempo después de aplicada la Ley el mismo Benedetti concluyó que "el reglamentar la prostitución como una conducta indeseable socialmente, es equivalente a su fomento, apología o patrocinio" y comenzó a impulsar el nuevo proyecto de ley.

Se calcula que en Alemania, país de política reglamentarista, hay alrededor de mil prostitutas; en Francia, donde se practica suabolicionismo, hay 10 veces menos; se estiman unas 40 mil prostitutas. Sin embargo nunca se conformó. Luchadora incansable por los derechos de las mujeres, creadora de la fundación Fenix. Para definir algo de lo inextensible hay que partir de lo lógico y racional.

Entonces, el termino o definición exacta debe ser el de "mujeres en situación de prostitución" por las demasiadas razones que las llevan a prostituirse: En el transcurso de los años, la actitud de los legisladores con respecto a la prostitución ha sido caprichosa e, incluso, hipócrita; los numerosos burdeles que funcionan en la mayoría de las ciudades se ven obligados con frecuencia a adquirir inmunidad a partir de las propias autoridades y de políticos. El Gobierno, la Iglesia, la Policía, el Congreso y muchas otras instituciones han arremetido contra la prostitución pero el fenómeno crece y vive por la indiferencia de ellos.

La actitud de la iglesia cristiana con respecto a la prostitución es confusa y arbitraria, aunque nunca la ha condenado realmente: En aquellos tiempos las leyes eran brutalmente punitivas y las prostitutas podían incluso ser condenadas a muerte. Nunca se atrevieron a preguntar por las causas, razones o motivos que nos obligaron a caer y seguir en desacierto, simplemente juzgaron y condenaron.

La Fundación Nacional "Fenix. Universidad Autónoma de Barcelona. Recuperado el 9 de noviembre. Trabajo sexual migraciones y derechos. Centro de Investigaciones y Estudios superiores en antropología Social. La prostitución en escena. El fulgor de la noche: El sentido laboral que tiene la prostitución para un grupo de mu-. Documento presentado en el 13 Congreso Colombiano de. Revista Electrónica de Sociedad y Cultura. Recuperado de internet el 20 de noviembre de Derechos de la mujer, moral sexual y prostitución.

Los derechos humanos de la mujer. Recuperado el 9 de noviembre de , de http:

Prostitutas en medellin prostitutas abolicionistas -

De hecho, compuestos que contenían arsénico se usaban contra la sífilis. Como el caso de Uruguay, Holanda y Alemania también se enlistan en los países que empezaron a regular la prostitución y que recibieron resultados adversos a los prostitutas en medellin prostitutas abolicionistas esperaban. El Parque Lleras dejó de ser el escenario donde amigos, familiares y visitantes se reunían para ir a comer, tomar algunos cocteles y disfrutar de la famosa rumba paisa en Medellín. Sentido laboral en un grupo de mujeres que ejerce la prostitución. Escríbanos sobre sus inquietudes a servicioalcliente semana. Peligros de la blenorragia, inmunidad de las prostitutas No solamente la sífilis era motivo de preocupación de la comunidad médica en las primeras décadas del siglo XX. Revista Electrónica de Sociedad y Cultura. prostitutas en medellin prostitutas abolicionistas

Prostitutas en medellin prostitutas abolicionistas -

Nosotras no somos tan 'cultas' pero somos sabias y nos preocupa ser rigurosas, nosotras no somos todas blancas, sino somos diversas. Su tratamiento prostitutas adolescentes prostitutas en complejo pues el remedio usualmente aceptado, grandes lavados de permanganato, no debía usarse en todos los casos ni para todos los períodos Iriarte,p. Paul Pierce se rinde a Jayson Tatum. Por eso no les paramos bolas y solo putiamos con gringos. En los años ylos higienistas encontraron apoyo en la eugenesia, o ciencia del buen nacer, que tan buen recibo había tenido en muchos países europeos y en algunos latinoamericanos. Por fin, el 'hongo todopoderoso'. Esta visión contrastaba con su tesis de

Universidad Autónoma de Barcelona. Recuperado el 9 de noviembre. Trabajo sexual migraciones y derechos. Centro de Investigaciones y Estudios superiores en antropología Social.

La prostitución en escena. El fulgor de la noche: El sentido laboral que tiene la prostitución para un grupo de mu-. Documento presentado en el 13 Congreso Colombiano de. Revista Electrónica de Sociedad y Cultura.

Recuperado de internet el 20 de noviembre de Derechos de la mujer, moral sexual y prostitución. Los derechos humanos de la mujer. Recuperado el 9 de noviembre de , de http: Es claro, la prostitución en Colombia es un tema sin diagnóstico, ignorado, y juzgado. Solo en el año , luego de la polémica desatada por el caso mediatizado de Dania en abril de y los guardaespaldas estadounidenses, comenzó a promoverse el proyecto de Ley 79 que busca regular el trabajo sexual.

La propuesta de Ley 79 contó en su proceso de articulación e impulso con la ayuda de la Asociación de Mujeres Buscando Libertad Asmubli y la Corporación Fénix.

Col, integrada por mujeres en ejercicio de prostitución. Pero ellas siguen siendo sometidas a horarios y a multas, sin tener un contrato de trabajo. Beneficiando siempre al proxeneta, al dueño del negocio", aclara con preocupación Fidelia. Como el caso de Uruguay, Holanda y Alemania también se enlistan en los países que empezaron a regular la prostitución y que recibieron resultados adversos a los que esperaban. En el conjunto mundial, las políticas sobre la prostitución son principalmente tres: El reglamentarismo, que es aquel que acepta la prostitución como un trabajo como cualquier otro y lo regula; el prohibicionismo, que penaliza su ejercicio y promoción; y el abolicionismo, que penaliza a quien la promociona pero que permite que las mujeres ejerzan de forma independiente este oficio.

Holanda reguló la prostitución en el Diez mil prostitutas adultas, originarias de la Unión Europea, se reconocen como empleadas. En Alemania, desde mayo del , la regulan, reconociéndola como cualquier otro trabajo, con cobertura médica y prestaciones sociales que convierte a quienes la ejercen en "prestatarias de servicios sexuales". Esto, como resultado de las intensas reclamaciones por parte de las mismas prostitutas para que fuera reconocida su actividad en nombre del derecho fundamental de disponer del propio cuerpo, argumento que ha trastocado el discurso de derechos humanos que lideran los partidarios del abolicionismo y del prohibicionismo.

Ante la tesis de libre albedrío, que defienden muchas de las trabajadoras sexuales del mundo, la escritora del libro Sexualidad, violencia y cultura, Juana Gamero, responde: La pobreza, la marginalidad, el hambre, el estrechamiento de alternativas económicas, la discriminación, he aquí los verdaderos seductores de nuestro entorno". De forma similar opina Elizabeth Fonseca, creadora de la Fundación Fenix.

Para ella, este oficio es un medio de subsistencia no deseado y no un trabajo, que debe ser tratado por el Estado para que pueda suceder una reintegración a la vida social. Y dijeron que todo. Entonces, no es tan cierto que por una sola persona que se pare y diga que esto es un trabajo, nos arrastre a todas las ciudadanas colombianas, que le reste la responsabilidad al Estado y nos mantenga en este infierno que es la prostitución", considera Fonseca Ver línea de tiempo sobre la evolución de las leyes de prostitución en Colombia.

El proyecto de ley que debaten por estas fechas en el Congreso propone un enfoque netamente reglamentarista, que regula tanto el trabajo sexual como a quienes lo promueven. Este enfoque, propuesto por el senador Armando Benedetti, surge luego de que en propusiera la Ley que robustecía la de de prohibición de la prostitución, la pornografía y el turismo sexual con niños, niñas y adolescentes", sin embargo, poco tiempo después de aplicada la Ley el mismo Benedetti concluyó que "el reglamentar la prostitución como una conducta indeseable socialmente, es equivalente a su fomento, apología o patrocinio" y comenzó a impulsar el nuevo proyecto de ley.

Se calcula que en Alemania, país de política reglamentarista, hay alrededor de mil prostitutas; en Francia, donde se practica suabolicionismo, hay 10 veces menos; se estiman unas 40 mil prostitutas. Sin embargo nunca se conformó.

Luchadora incansable por los derechos de las mujeres, creadora de la fundación Fenix. Para definir algo de lo inextensible hay que partir de lo lógico y racional. Entonces, el termino o definición exacta debe ser el de "mujeres en situación de prostitución" por las demasiadas razones que las llevan a prostituirse: En el transcurso de los años, la actitud de los legisladores con respecto a la prostitución ha sido caprichosa e, incluso, hipócrita; los numerosos burdeles que funcionan en la mayoría de las ciudades se ven obligados con frecuencia a adquirir inmunidad a partir de las propias autoridades y de políticos.

Por fin, el 'hongo todopoderoso'. El uso rutinario de los tests de diagnóstico temprano de la sífilis y de tratamientos modernos comenzó a hacer de esta enfermedad una afección controlable que ya no suponía el pronóstico aterrador de otras épocas.

Con aparentes buenos resultados, se ensayaron un tratamiento 'semi-masivo' para la sífilis ideado por José D. Arévalo, médico jefe de la sección de sifilografía del hospital, y un preparado de bismuto en suspensión oleosa que aplicado a las prostitutas parecía ser un eficaz tratamiento preventivo de la enfermedad Galindo, , pp.

Pero la respuesta que se buscaba pareció encontrarse en la penicilina. Desde , se dieron a conocer los efectos de la penicilina contra la sífilis y la gonorrea Podolsky, , pp. En Colombia, la penicilina se usaba ya en , lo cual permitía a Laurentino Muñoz afirmar que la sífilis y la gonorrea estaban desapareciendo como problema social "bajo el golpe seguro de este hongo todopoderoso".

Otra importante ventaja de la penicilina era que reducía el tiempo de tratamiento, de varios años a unos cuantos días, haciendo posible una mayor perseverancia en la aplicación de la medicación por parte de los pacientes Muñoz, , pp. En estas circunstancias, la reglamentación de la prostitución parecía obsoleta, como lo constataba Muñoz al indicar que ese reconocimiento había desaparecido en casi todos los países.

Desde , la resolución del Ministerio de Trabajo, Higiene y Previsión Social estableció penalidades severas a la alcahuetería y a la prostitución clandestina que, sin embargo, no lograron frenarla Urrego, , p. El abolicionismo, entendido como abolición de la reglamentación del oficio, se abría paso. En su calidad de ministro de higiene, Jorge Bejarano elaboró en un proyecto de ley, que no fue aprobado, para aplicar la abolición en todo el país ANM, , pp.

En septiembre de , el concejo de esta ciudad aprobó el acuerdo 95 por el cual se prohibían en todo el territorio del municipio las zonas de tolerancia y el funcionamiento de establecimientos en donde se ejerciera la prostitución. El acuerdo también contemplaba que los médicos debían denunciar las enfermedades 'venéreas', que los pacientes estaban obligados a aplicarse el tratamiento científico adecuado bajo la dirección de un médico diplomado o de las autoridades municipales de higiene y que toda persona sospechosa de enfermedad 'venérea' sería sometida a examen por las autoridades municipales.

El cuerpo médico, como salvaguarda de la moral laica y de las buenas costumbres, debía aportar su concurso a la reconstrucción física y moral de la ciudad. La prensa lo rechazaba, atribuyendo a la represión de la prostitución ocasionada por el acuerdo una serie de delitos sexuales que ocurrían en esos días ANM, , p.

El médico y psiquiatra Guillermo Uribe Cualla, profesor de medicina legal y toxicología de la Universidad Nacional y director del Instituto de Medicina Legal, mostró con base en las estadísticas de delitos sexuales de ese instituto que éstos no habían aumentado, sino disminuido desde la época de la prohibición ANM, , pp. Jorge Bejarano juzgaba que la represión debía ir acompañada de la educación y de la fundación de casas de rehabilitación moral donde se enseñaran oficios a las mujeres pobres, pues ponía en duda que el tipo de educación religiosa que solían recibir en asilos de monjas las capacitara realmente.

Las trabajadoras sociales deberían, como en París, acudir a las estaciones de trenes y recibir a los centenares de jóvenes campesinas que llegaban a la ciudad para evitar que los proxenetas se aprovecharan de ellas ANM, , pp. En Medellín, en cambio, la tendencia parecía ser la contraria. En septiembre de , el alcalde de esa ciudad destinó los barrios Antioquia y Fundadores, habitados principalmente por clase obrera, como zonas de tolerancia, donde bares y cantinas podrían estar abiertos sin limitación.

La medida produjo, durante varios días, manifestaciones masivas de los habitantes de esos barrios ANM, , pp. El prelado se manifestó en total acuerdo con la iniciativa de la Academia de hacer abolir la reglamentación de la prostitución en todo el país, pero observó que la campaña sobre educación sexual debía hacerse con la prudencia y cautela indicadas por el papa Pío XI en la encíclica sobre la educación cristiana de la juventud.

La alianza de las autoridades científica y religiosa, que no siempre había sido posible, se plasmaba a mediados del siglo XX en la lucha contra el "abominable flagelo" de la prostitución.

Sin embargo, el peso político de la Academia Nacional de Medicina no era ya el que había sido a comienzos del siglo. En cuanto a la prostitución, nuevos sectores profesionales de psicólogos, sociólogos, trabajadores sociales y economistas desplegaban sus saberes expertos para ofrecer nuevas soluciones a un viejo problema.

La reglamentación no pretendía acabar con la prostitución, pues ello se juzgaba imposible, sino limitar sus estragos con la ayuda de la policía.

A finales del siglo XIX, los médicos disponían de un reducido arsenal terapéutico para detener el progreso de las infecciones 'venéreas': También eran populares las aguas termales que contenían arsénico. Éstas podían detectarse en forma temprana y tratarse eficazmente. Los médicos colombianos realizaron investigaciones tendientes a precisar en forma estadística los daños causados por la sífilis entre la población infantil de todas las clases sociales, ensayaron las nuevas drogas y experimentaron sueros y antitoxinas de acuerdo con los hallazgos de la inmunología.

Los vientos de modernización y de progreso que soplaron en Colombia desde por lo menos la segunda década del siglo XX hicieron del tratamiento y control de las enfermedades 'venéreas' una responsabilidad del Estado.

A mediados de la década de los , la posibilidad del uso de la penicilina y su eficacia para detener las infecciones 'venéreas' hizo de la reglamentación de la prostitución una cuestión innecesaria y, a tono con el conservadurismo católico instalado de nuevo en el poder, se impuso la idea de abolir tal reglamentación. Gracias a la eficacia de los antibióticos, al menos en teoría puesto que no siempre había disponibilidad de los mismos, las enfermedades 'venéreas' como problema social y moral dejaron de constituir una preocupación central para el cuerpo médico.

Pero lo cierto es que ni el reglamentarismo, ni el abolicionismo resultaron exitosos para controlar el problema de la prostitución en las ciudades colombianas. Abel, Christopher Política, Iglesia y partidos en Colombia: Criterio de la Academia Nacional de Medicina: Repertorio de Medicina y Cirugía , 5: Revista de Higiene , 3: Cavelier su biografía relatada por su hijo.

Fournier sobre la sífilis'. Olimpo T ratamiento semi-masivo de la sífilis y estudios experimentales para elegir la droga que se debe usar. Revista de Higiene , 9: Sex and danger in Buenos Aires: Revista de Higiene , 8: Exposición de la Junta al Congreso Nacional de '. Revista de Higiene , 7: Revista de Higiene , 2: En Nueva historia de Colombia.

Historia de la prostitución en Colombia. Repertorio de Medicina y Cirugía , 2: Tesis de maestría en historia, Medellín, Universidad Nacional de Colombia.

Revista de Higiene , Tesis de grado, Medellín, Escuela de Medicina. Laurence Cures out of chaos. Historia social de la ciencia en Colombia, vol. Observación recogida por Mr.

Reynier, interno del servicio'. Repertorio de Medicina y Cirugía , Repertorio de Medicina y Cirugía , 9: Segundo Congreso Médico de Colombia reunido en Medellín del 19 al 26 de enero de Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura , 25, pp. Philadelphia, Temple University Press.

Ithaca, Cornell University Press. Una versión preliminar fue publicada en Martínez et al. All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License. Services on Demand Journal. ABSTRACT The article examines the Colombian medical field's fight against so-called venereal diseases between and , a period when the country was undergoing processes of urbanization, population growth, and the emergence both of industry as well as of a middle class and an urban proletariat.

Introducción Desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, el tema de la prostitución ocupó a los médicos colombianos, no porque este peculiar fenómeno social y cultural no hubiese existido en períodos anteriores, sino en parte porque en el lapso considerado, la medicina se convirtió en una profesión respetable y los médicos adquirieron un poder considerable en la sociedad colombiana.

Laurentino Muñozpp. Otros opinaban que la blenorragia era incurable SCMN,p. Ante la tesis de libre albedrío, que defienden muchas de las trabajadoras sexuales del mundo, la escritora del libro Sexualidad, violencia y cultura, Juana Gamero, responde: How to cite this article. En este libro, cuya primera edición se publicó enMuñoz criticaba la tendencia tradicional a tener a la mujer como un ser inferior o como instrumento y defendía el 'verdadero feminismo' consistente en "salvar a la mujer de la esclavitud de los maridos holgazanes, parasitarios".

0 thoughts on “Prostitutas en medellin prostitutas abolicionistas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading